Viernes, 28 Noviembre, 2014
Es solo uno de los numerosos ejemplos de anarquía en materia de tránsito que existe en Resistencia, pero vale para ilustrar y disparar el debate.
 
Ocurre en la cuadra de calle Monteagudo del 0 al 100, a unos pasos de la Municipalidad. Allí funciona uno de los primeros y más grandes callcenters que se radicaron en la ciudad hace algunos años de la firma Allus, el cual emplea a cientos de trabajadores, sobre todo jóvenes. Hasta ahí, nada fuera de lo normal o incorrecto. 
 
El problema se da cruzando la calle. Comerciantes y transeúntes habituales de esa vereda coincidieron al señalar a Diario TAG que todos los días y a toda hora, se llena de motos estacionadas, las cuales pertenecen a los empleados de mencionada empresa.
 
Los trabajadores llegan en sus diversos turnos rotativos, dejan sus motos en la vereda del kiosco, del centro médico o del gimnasio que allí se encuentran, y cruzan la calle para ingresar a su oficina. La postal que se genera es sumamente lamativa: el frente de Allus siempre está despejado a tal punto de que es una de las veredas más placenteras para atravesar caminando en la ciudad. Haciendo unos pasos para cruzar la vereda, todo lo contrario, las motos se amontonan y por momentos (dependiendo el horario) dejan estrechos espacios para pasar.
 
Al ir a constatar esta situación, los damnificados dijeron a Diario TAG algo bastante curioso. Ellos no cargan culpas sobre los trabajadores y dicen que "antes dejaban las motos en su vereda, pero los inspectores de la Municipalidad se las levantaban".
 
¿Es posible que esa fuera una solución? Habrá que esperar a ver qué tienen para responder desde la Municipalidad.
Leer más...