Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/146956

El duro relato de una madre sobre el trato de una jueza a sus hijos con discapacidad

Tras el difícil episodio que debió vivir junto a dos de sus tres hijos, Luciana decidió utilizar sus redes sociales para contar su experiencia: "Si una mamá es maleducada por defender los derechos de sus hijos, que vivan los maleducados", afirmó. 

Captura de video de Luciana Magrini.

Luciana Magrini es una mujer que tiene tres hijos, dos de ellos con autismo, y este viernes compartió en sus redes sociales un video relatando la difícil situación que debió vivir con una jueza cuando asistió a una audiencia para hacer la declaración de insania para sus hijos.

La mujer comenzó explicando que uno de los jóvenes, llamado Marcelo de 28 años, en algunas situaciones "tiene crisis las cuales lo tornan agresivo", mientras que su otro hijo llamado Luca, de 22 años, "tiene también sus complicaciones".

Las características que Luciana nombró de sus hijos son fundamentales para poder entender la compleja situación a la cual se enfrentó cuando asistió a una audiencia para hacer la declaración de insania. 

La mujer aclaró que el trámite para conseguir el mismo comenzó durante los primeros meses del 2020 y en todo este proceso tuvieron dos audiencias virtuales en las cuales los chicos fueron analizados por un gabinete técnico especializado para elevar sus informes.

"En la primera audiencia tuve yo una charla con una asistente social y una psicóloga y vieron que Marcelo es agresivo, que se auto agrede y que me agrede en caso de crisis, vieron como es luca y elevaron los informes a tribunales", explicó sobre aquellas dos primera experiencias.

Pero, luego de estas dos instancias llegó la del día en que los citaron presencialmente, este fue uno de los factores que molestó a la madre, ya que los dos jóvenes con autismo "no pueden estar encerrados en lugares que no conocen". El lugar en cuestión fue el juzgado número 5 y la jueza que los recibió fue Laura Varela.

En este sentido, la mujer comenzó su relato y explicó que al llegar subió y la hicieron esperar: "Marcelo estaba nervioso, veían que saltaba atrás y que Luca también lo estaba y no fueron capaz de preguntar que necesitaba".

Fue así, que la atendieron y ella manifestó que no podía esperar más de 5 minutos porque la situación empeoraba.

Allí le pidieron los DNI y según explica Luciana sale la jueza Laura Varela y los hace pasar: "En el pasillo mientras Marcelo me puñeteaba la espalda le digo que antes de comenzar tenía algo para decirle, es una vergüenza que, teniendo los informes de mis hijos, los hagan venir a verificar su discapacidad, sabiendo que mis hijos no toleran ambientes cerrados o desconocidos", le dijo.

"Me respondió que no tenía la culpa y me pidió que no le grite, a lo que yo respondí: Señora la que está gritando es usted", señaló Magrini.

Es así que, según el relato de la madre, la jueza decidió dar por finalizada la audiencia. "Le dije usted no va a dar por finalizado nada porque hizo venir a mis hijos", manifestó.

Es por ello, que en el video que realizó Luciana le pidió a la jueza "un poco más de empatía" y le recordó que "el sueldo se lo pagamos nosotros, no puede maltratar así a un ciudadano, usted es jueza no es Dios".

Asimismo, también comentó que en medio del intercambio la jueza le dijo: "Con una madre como usted como quiere que sus hijos no sean nerviosos".

Durante su relato, Luciana lamentó que el sistema judicial "tenga jueces que no pueden tener un mínimo de empatía" y agregó que "el problema es también del sistema y que si las personas no se quejan de un sistema que no funciona las cosas no van a cambiar".

Antes de finalizar su relato Magrini recordó que hace 28 años transita el camino de la discapacidad: "Tengo dos hijos con discapacidad y no trabajo solamente por ellos, los que me conocen saben que estoy siempre trabajando por la discapacidad en general".

Por otro lado, reflexionó y dijo: "Me pueden decir que soy una maleducada y si quizás lo soy, pero más maleducado es el sistema, mis hijos no se pueden defender, pero me tienen a mí".

"Mis hijos son lo que son porque tienen una mamá que no los deja caer, si una mamá es maleducada por defender los derechos de sus hijos, que vivan los maleducados", cerró Luciana.

Hacé click y comentá