Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/143536

"La oposición está viendo quién mata al primer peronista": Máximo Kirchner sobre el operativo en Recoleta

El diputado nacional e hijo de la vicepresidente, Máximo Kirchner, se refirió a los incidentes del sábado con la policía porteña en el barrio de Recoleta, frente a la casa de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Y sostuvo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta "puso en riesgo la vida de policías y manifestantes".

"Ellos están viendo quién mata al primer peronista, quién golpea al primer pibe o a la primera piba, quién saca chapa de cowboy y esas cosas terminan generalmente muy mal", aseguró Kirchner en diálogo con el periodista Roberto Navarro en El Destape radio.

En ese sentido, el diputado nacional criticó a Larreta, y al resto de los líderes de Juntos por el Cambio. "La oposición tiene un concepto muy arraigado de sobreactuar, de querer dar una imagen que seduce a un posible votante y que pone en riesgo un motón de cosas, incluso la vida", sostuvo.

"Terminan muy mal para las fuerzas de seguridad la dirigencia que juega a los cowboy, porque la dirigencia juega a los cowboy, la policía va y mata y el policía va preso y el dirigente, como ocurrió con De la Rúa, anda dando vueltas por todos lados", agregó.

Y señaló que Larreta "tiene un discurso muy denigrante para el que no piensa como ellos, muy despectivo y amparado por una cortina de medios". "Son violentos porque no tienen ideas para proponer", dijo.

Máximo Kirchner se vio envuelto en un tenso momento el sábado pasado cuando intentó llegó a la casa de Cristina Kirchner cruzando un cordón policial. En las imágenes viralizadas se pueden evidenciar insultos, forcejeos y empujones entre la Policía porteña y la gente que acompañaba al diputado.

Sobre esto, el líder de La Cámpora relató lo sucedido: "No me pasó nada diferente a cuando he ido a la cancha o a los recitales a ver a los Redondos". Y agregó: "En este caso sabían mi nombre. Me puse la capucha porque quería ir a ver a Cristina, que parece raro, pero no deja de ser mi vieja. Decidí hacerlo como cualquier hijo de vecino", relató.

"El primer cordón más o menos, me pongo la capucha para que no me reconozca la gente que estaba ahí, era medio inentendible ese cordón, pero después hubo un par que se sacaron. No fueron todos tampoco", continuó.

Y dijo: "Imaginate si el compañero que estaba en la esquina ve al que me insulta y me logra golpear. Termina mal eso, era un sinsentido. Éramos tres o cuatro y una piba que no sé de dónde salió que me agarraba de atrás y me decía ‘vamos compañero’".

En ese sentido, narró que después de tensa situación, logró llegar a su destino. "Llego y producto un poco del gas pimienta, los compañeros me tiran un mejunje que es muy bueno porque pasa rápidamente el ardor. Cristina me ve, me pregunta qué pasó y le dije que nada. Era lo que había que hacer. Era muy menor lo mío con respecto a otra gente. No me gusta la cosa victimizante", sostuvo.

Hacé click y dejá tu comentario