Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/142193
Sáenz Peña

Homicidios en el barrio Santa Mónica: dictan prisión preventiva a los cuatro detenidos

El fiscal Marcelo Soto dictó la prisión preventiva para las cuatro personas detenidas por el homicidio de Gustavo Rufino, ocurrido en el mes de junio, en el marco del asesinato de Luis Pereyra

Los cuatro sospechosos por la muerte de Rufino se presentaron ante la Justicia y se les imputó el delito de "Homicidio doblemente calificado por alevosía y premeditado de dos o más persona todo en concurso real". Sin embargo, antes de resolverse la situación procesal de los detenidos hubo una modificación y adecuación de los hechos e imputaciones, donde se les indilgó además del homicidio, la figura de daño y lesiones respecto a otras personas que también habrían resultado victimas de ese hecho.

El previo homicidio de Luis Pereyra desencadenó los hechos que llevaron al asesinado de Rufino, en el mes de junio, en el barrio Santa Mónica de Sáenz Peña. Según manifestaron testigos, el hijo de Rufino habría sido el autor del primer crimen y, como represalia, familiares y amigos de Pereyra decidieron "hacer justicia por mano propia".

Apelan la medida

El abogado defensor de los cuatro detenidos, Daniel Burlli, presentó en la jornada de ayer una oposición a la prisión preventiva de sus defendidos. Además, pedirá que al momento de fundamentar dicha oposición se la pueda hacer en forma oral en la Cámara del Crimen. Según Burlli, "no puede haber instigación cuando no hay un autor material del hecho, porque hasta ahora son todos instigadores, pero no hay autor material del hecho", insistió.

El hecho

Las muertes se produjeron el pasado 12 de junio en Sáenz Peña. Un primer enfrentamiento se inició entre Luis Pereyra, de 36 años, y un menor de 17. Como consecuencia de ese ataque a golpes, Pereyra falleció tras arribar en el hospital local. Por este hecho, el menor identificado como supuesto autor detenido y alojado en la Aldea Tres Horquetas.

Como represalia a la muerte del hombre de 36 años, vecinos y familiares de la víctima atacaron al padre del menor que le quitó la vida a Pereyra, Gustavo Rufino. Estas personas pendieron fuego la vivienda del hombre y le propiciaron innumerables golpes en distintas partes del cuerpo, hasta quitarle la vida. Posteriormente lo arrastraron a la calle, lo prendieron fuego y lo apuñalaron. 

Por esta segunda muerte hay cuatro personas detenidas, quienes fueron identificadas en los videos del hecho, que se viralizaron rápidamente.

Hacé click y dejá tu comentario