Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/139812

El cura de Maipú apareció en Venezuela y denunció que fue discriminado por la comunidad religiosa

El cura abandonó la localidad de Maipú la semana pasada sin previo aviso, generando gran sorpresa en la comunidad

Luodovis Enrique Navarro León desapareció de la localidad de Maipú hace una semana en circunstancias misteriosas. Desde el día en que fue visto por última vez, reinó la incertidumbre y la comunidad local elaboró teorías sobre su partida. Una de ellas involucraba una deuda económica a una vecina de la localidad y el cura fue acusado de estafa. 

Finalmente, el misterio terminó cuando el cura de Maipú apareció en Venezuela de donde es oriundo, mediante un video en el que se disculpa por su partida y dispara duras acusaciones contra el obispo de Chascomús y el pueblo. Luodovis Enrique Navarro León dijo que lo humillaron verbal y físicamente y que cuando se lo manifestó a su superior de Chascomús, no obtuvo respuesta.

"Hubo algunos malestares, incluyendo a dos señores que, faltándome el respeto, me maltrataron verbal y casi físicamente, llamándome 'venezolano muerto de hambre', 'maldito venezolano', 'regresa a tu país'", relató el padre Luodovis acompañado por sus sobrinos desde su tierra natal.

Sobre este hecho, el sacerdote afirmó que le informó lo ocurrido  de manera inmediata al obispo Carlos Malfa, asegurando que "no hubo ninguna respuesta ni apoyo". 

"En una segunda oportunidad, para un Viernes Santo, había una actividad a las 19 horas, un vía crucis en la plaza y se tenía que abrir el templo a las 18. Por llegar cinco minutos antes de la hora acordada una maestra me faltó el respeto y me humilló como le dio la gana, llegando hasta el límite de querer darme una bofetada", contó, y añadió: "¡Me deseó la muerte!".

De ese modo, el cura continuó enumerando situaciones que vivió con un grupo reducido de la iglesia de Maipú: "Fíjense la xenofobia que hay en el pueblo, insisten en no darle participación a las personas que usan piercing, a los que se tatúan, que no reúnen las condiciones y no son dignas de estar en una parroquia", siguió.

"A la comunidad LGTB tampoco dejan participar en la comunidad parroquial. Esto mismo se lo hice saber al obispo, con el mismo resultado y dándole más bien la razón a este pequeño grupo", volvió a acusar a Malfa.

Fue el mismo obispo de Chascomús, Carlos Malfa, quien se había pronunciado tras la desaparición del sacerdote venezolano relatando una "situación económica" en la que este estaría involucrado con "una respetable persona de la comunidad".

El obispo afirmó que había mediado un acuerdo con "una propuesta satisfactoria para las partes", que quedó plasmada incluso en un acta, pero "lamentablemente el sacerdote incumplió el acuerdo", y luego no se supo más de él.

 "Este es el hecho objetivo: el padre Luodovis junto con sus familiares, abandonó la parroquia el 7 de junio sin anuncio previo", comunicó el obispo, y añadió: "Las cuestiones económicas siempre requieren honestidad y transparencia y pueden resolverse justamente, las estafas morales dejan heridas dolorosas que pido al Señor y a Nuestra Señora del Rosario quieran sanar", en medio de las teorías de estafa que surgieron tras la partida del cura.

Hacé click y dejá tu comentario