Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/134809

Se solucionó el conflicto laboral en Villa Ángela y desde Fechaco piden "trabajar libremente"

Luego de que se de una negociación que duró más de cuatro horas, el empresario villangelense Elbio Martín y el representante del Sindicato de Camioneros, Isaias Alegre, lograron solucionar el conflicto que amenazaba con el cierre de la Distribuidora Martín.

Ambas partes llegaron a una resolución la cual indica que los trabajadores de la Distribuidora sean afiliados al Sindicato de Camioneros y otros dos trabajadores que habían sido despedidos, sean indemnizados como afiliados al gremio de Empleados de Comercio.

De la reunión participaron la Dirección Provincial del Trabajo, la Cámara de Comercio de Villa Ángela y la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa).

Asimismo, desde FECHACO (Federación Económica del Chaco) se refirieron al acuerdo y lo calificaron como "reparador".

En este sentido, Silvia Reyero, presidente de la entidad, dialogó con Diario TAG señaló que la empresa de Elbio Martín contó con el acompañamiento de la Federación desde diciembre.

A su vez, Reyero manifestó: "Uno no quiere trabajar bajo este tipo de aprietes o este tipo de presión, porque el empresario común no está acostumbrado. Lamentablemente, cada día es más normal este tipo de accionar, pero no es así. Pensamos que los conflictos se deben resolver en la Justicia y eso tiene que encontrar un consenso de manera pacífica, no recurrir a la violencia y que los comerciantes puedan salir libremente de sus empresas".

Por esto, la presidenta de FECHACO explicó: "Queremos el derecho de poder vivir y trabajar libremente y de este tipo de situación de bloqueo que, lamentablemente, lo vamos cada día naturalizando. No es que el chaqueño o el argentino quiera irse, justamente lo que necesitamos es mantener la fuente de trabajo y esto amedrenta".

Según explicó, este aumento de accionar por parte de los Sindicatos puede tener su origen en "una puja distributiva que tiene que ver más allá del interés".

"Si nosotros respetáramos lo que la ley dice, no hay otra cosa. Cumplimos la ley, se paga y listo; pero han tomado tanta fuerza estos sindicatos que el objetivo final no es el mantener la fuente de trabajo. Hay otros intereses que no son realmente los de cumplir la ley, los del mejoramiento para el personal, mejores situaciones laborales o del ambiente laboral. Hay otros intereses que no tienen nada que ver con cumplir la ley", finalizó Reyero.