Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/133009

Con intervenciones artísticas, suman nuevas estrategias de contención a la salud mental

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Subsecretaría de Salud Comunitaria, Entornos Saludables y No Violentos, y la Dirección de Salud Mental, completaron el concurso provincial de muralismo bajo el lema "Habitar lo Público", que se realizó en la Escuela Secundaria de Gestión Social Bilingüe Intercultural N° 1 del barrio Toba de Resistencia. La iniciativa estuvo a cargo del artista Sergio Falcón y la comunidad en general, con el objetivo de generar una obra que refleja la impronta de la zona con un homenaje a sus exponentes más reconocidos.

La actividad, que se encadena a una serie de trabajos territoriales iniciados durante el comienzo de la pandemia, busca fortalecer la participación ciudadana como mecanismo de expresión en distintas intervenciones programadas. "La salud mental atraviesa a todas las personas, por eso es necesaria la escucha en espacios comunitarios, artísticos, y el mural es una muestra de esto", explicó Laura Segovia, a cargo de la Dirección de Salud Mental.

En ese sentido, Segovia contó que "la idea es poder trabajar la salud mental de forma interdisciplinaria e interministerial desde todos los sectores implicados, porque es transversal, y las políticas de Estado de la provincia apuntan a fortalecer el trabajo comunitario y territorial", y agregó, además, que actualmente se encuentra en instancias definitivas y próximo a la inauguración un Centro de Salud Mental Comunitaria en el barrio, lo que apuntala las posibilidades de acompañamiento y contención.

Respecto del trabajo que se viene realizando, la directora recordó que "desde la pandemia se instaló un equipo interdisciplinario que hizo un abordaje comunitario integral, donde se trabajaron todas las situaciones que se iban presentando en esta comunidad, porque fue una situación única, y atravesó, en cada comunidad, con una expresión diferente", y añadió que "por eso es necesario un trabajo comunitario situado, donde se tengan en cuenta los lazos, culturas, idiosincrasias y lo propio de cada comunidad".

Un trabajo de largo plazo

El coordinador del Equipo de Abordaje Intersectorial y Territorial en el barrio Gran Toba, Carlos Trujillo, resaltó que desde el Ministerio de Salud Pública "se generan y tienden redes para el trabajo comunitario y colectivo propiciando la participación de la comunidad en estrategias para mejorar el acceso a la salud mental", y recordó la impronta anticipada de la cartera sanitaria para atender cuestiones de salud mental en momentos de auge del Covid-19.

"A partir de la pandemia fuimos convocados diferentes sectores de salud para formar cuadrillas y organizar, en la órbita de Salud Comunitaria, diagnóstico de prevención y promoción en marco de Covid-19, y a partir de allí, nuestra idea era que el diagnóstico no sea meramente orgánico, sino que tengamos una visión de salud integral", comentó, y amplió que "como luego vimos, el Ministerio fue pionero el trabajo que tuvimos de que el diagnóstico en ese momento tenía implicancias grandes en la salud mental de las personas".

No obstante, el referente comentó que una vez transitada la situación de pandemia, volvieron a aparecer otras demandas vinculadas a la temática, por lo cual remarcó que se organizaron nuevamente equipos intersectoriales "para trabajar fuertemente en el barrio". "Seguimos estableciendo nexos con diferentes actores comunitarios, y la idea es continuar así, con un trabajo fuerte, generando nuevos lazos de comunicación para seguir trabajando en este barrio", concluyó.

Un mural que representa historia 

Por su parte, Sergio Jara, vecino del barrio y miembro del Consejo Comunitario de la Escuela Secundaria de Gestión Social Bilingüe Intercultural N° 1, planteó que el mural "es un reconocimiento a exponentes del barrio, y es una buena idea, porque la gente pasa y algunos no los conocen, entonces de esta forma pueden identificarlos. Es una enseñanza para la comunidad".