Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/132961

Tres ladrones quisieron robar un local de ropa: fueron echados a golpes por un empleado

En el barrio porteño de Palermo, cerca de las 17:30 del martes, tres delincuentes vieron malogrado su intento de robo a un local de indumentaria por un empleado del lugar que los enfrentó a piñas y patadas.

Allí fue cuando comenzó la lucha que terminó con Lucas, el empleado, echando a los atacantes. "La cuadra estaba muy tranquila. Con el calor que hizo ayer, había muy poca gente en la calle. Yo estaba con un amigo y, de repente, aparecieron estos tres muchachos. Enseguida me di cuenta por dónde venía la mano y salí rápidamente detrás del mostrador para tratar de frenarlos", sostuvo.

En una misma sintonía, indicó: "Me tiran una mano, me pegan de costado en el labio, y le pegan a mi amigo que estaba sentado en una banqueta y se quedó en shock. A él lo golpearon un poco más que a mí: tiene el ojo hinchado", y agregó: "Reaccioné sin pensar porque quise defender el espacio. Son situaciones que no podés ensayar".

En un determinado momento los ladrones aprovechan para fugarse, y Lucas los persiguió en su moto. "Estaba desconcertado, pero me subió la adrenalina y salí a buscarlos. Al final terminé encontrando a uno de ellos en una plaza que está acá a un par de cuadras", detalló.

Asimismo, remarcó que mientras daba aviso a la Policía, el asaltante le entregó su celular para que lo dejara de perseguir.