Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/129972

Cómo fueron los resultados en las ocho provincias que definen el quórum del Senado

Ocho provincias pusieron en juego 24 bancas en el Senado de la Nación. El Gobierno fracasó en su intento de revertir el resultado desfavorable en las primarias para el Senado en Chubut, La Pampa y Santa Fe, la esperanza que tenía para impedir que Cristina Kirchner sufra un duro tropiezo en su bastión.

Con los cómputos provisorios, esos distritos los gana Juntos por el Cambio y el bloque oficialista perderá en diciembre la mayoría propia en la estratégica Cámara alta.

Las provincias que ponen en juego sus tres bancas son Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Corrientes, La Pampa, Chubut, Tucumán y Catamarca. En las PASO, Juntos por el Cambio se impuso en las seis primeras, mientras que el Frente de Todos ganó en las últimas dos.

Con los resultados de este domingo en las elecciones 2021, el bloque oficialista quedará sin quórum en la cámara alta, una situación inédita para el peronismo desde 1983.

Desde diciembre, el kirchnerismo quedaría con 35 bancas, a dos de la mitad más uno. Estaría muy cerca Juntos por el Cambio que, con propios y aliados, llegaría a 33.

Corrientes

Otra provincia de dominio rotundo para Juntos por el Cambio es Corrientes. Con el 59% de los votos, la coalición ECO+Vamos Corrientes se quedó con la victoria este domingo, mientras que el Frente de Todos quedó segundo con el 36%.

De esta manera, la coalición oficialista le sacaría una banca al kirchnerismo: ingresarían Eduardo "Peteco" Vischi y Gabriela Valenzuela, en lugar de Néstor Braillard Poccard.

En tanto, el bloque K retendría la banca de Carlos "Camau" Espínola, pero perdería la de Ana Almirón, cuyo mandato vence en diciembre y estaba segunda en la lista a senadores nacionales.

En las PASO, Juntos por el Cambio había sacado el 58,80% de los sufragios, contra el 34,45% del oficialismo nacional.

La Pampa

En su intento de revertir la apabullante derrota nacional en las PASO, el Frente de Todos sigue con suma atención la actualidad de La Pampa. Pero no hubo espacio para la remontada, tras la victoria por 10 puntos de Juntos por el Cambio en las PASO (48,9%, contra 38,05%).

Este domingo, la principal coalición opositora cosechó el 48,55% de los sufragios, mientras que el Frente de Todos sacó el 41,96%.

En la recta final de la campaña para revertir el resultado de las primarias, el kirchnerismo se respaldaba en una larga tradición de triunfos peronistas en territorio pampeano, que presenta uno de los padrones más acotados del país: 293.790 electores.

Sin embargo, con este resultado el Frente de Todos recuperaría solo una de las dos bancas que puso en juego (en diciembre vencen los períodos de Norma Durango y Daniel Lovera) e ingresaría Daniel "Pali" Bensusán a la cámara alta.

Juntos por el Cambio (pierde la presencia de Juan Carlos Marino) metería a Daniel Kroneberger y a María Victoria Huala.

Chubut

La provincia patagónica era otro territorio con alerta roja para Cristina Kirchner. Es que las tres bancas que se ponen en juego pertenecen al Frente de Todos. De ellas, solo mantendría una en su poder.

Este domingo se impuso Juntos por el Cambio, con el 38,63%. Por su parte, el Frente de Todos llegó al 27,29%.

El diputado Ignacio Torres lidera la lista de Juntos por el Cambio para senadores, acompañado por Edith Terenzi. Ambos ingresarían a la cámara alta.

La boleta con la que la coalición oficialista compite para el Senado está integrada por el exintendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares y la exdiputada provincial Florencia Papaiani. Solo habría lugar para Linares.

Nancy González, Juan Mario País y Alfredo Luenzo (dio el salto de bloque) son quienes en diciembre dejarán sus lugares, de sumo valor en el recuento del Frente de Todos en el Senado.

En las PASO había ganado sorpresivamente JxC, que dirimió una interna entre tres listas y acumuló casi el 40% de los votos, contra apenas un poco más de 26% de las dos listas de precandidatos del Frente de Todos.

El caso de Chubut tiene otro ingrediente, ya que al Gobierno nacional le creció otro contrapeso en la provincia: el mandatario chubutense Mariano Arcioni -cercano a Sergio Massa, pero en puja con La Cámpora tras los incidentes de marzo- impulsó una boleta propia de "Chubut Somos Todos", con el ministro de Seguridad Federico Massoni. Aunque quedó tercera en las primarias, con el 13% de los sufragios, el gobernador rechazó bajar su boleta.

Santa Fe

La tercera provincia que mira con atención el Frente de Todos es Santa Fe, el tercer distrito con mayor cantidad de electores (2.768.525). Este domingo, Juntos por el Cambio se impuso con el 40% de los votos, contra el 32% que sacó el Frente de Todos .

Allí vence el mandato de dos senadores del oficialismo nacional y uno de una legisladora que responde a Juntos por el Cambio. En caso de confirmarse los primeros resultados, el reparto de bancas se revertiría.

Así, Carolina Losada y Dionisio Scarpin entrarían al Senado por JxC. Marcelo Lewandowski (periodista como Losada) haría lo propio por el Frente de Todos.

La oposición estaba confiada tras los resultados de las PASO. En las primarias, la oposición reunió el 39,91% de los votos. Por su parte, el FdT acumuló el 29,80%.

Córdoba

A tono con el intento de remontada nacional, el albertismo trataba de revertir el resultado de las PASO en Córdoba para mantener la única banca con la cuenta en el Senado por esa provincia. Tampoco pudo conseguir el milagro: Hacemos por Córdoba (el oficialismo provincial) sumó el 25% de los votos, contra el 11% del Frente de Todos.

Si se mantuviera este panorama, el bloque K cedería la banca de Carlos Caserio, que quedaría en manos de Alejandra Vigo, la esposa del gobernador Juan Schiaretti.

En las PASO, Hacemos por Córdoba había sacado el 24,44% de los sufragios. contra el 19,9% del kirchnerismo.

Las otras dos bancas serán para Juntos por el Cambio, que lleva a Luis Juez y a Carmen Álvarez para la cámara alta y que este domingo fue el vencedor, con el 54% de los votos (en las primarias había obtenido el 48%).

La puja entre la Casa Rosada y Córdoba se reflejó en las últimas semanas con la polémica que abrió Alberto Fernández, al invitar a los cordobeses a "integrarse" a la República Argentina.

Tucumán

Uno de los panoramas más esperanzadores para el kirchnerismo es el que presenta Tucumán, donde pisa fuerte el jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur. Vencen los mandatos de dos de sus senadores (uno de ellos, José Alperovich, de licencia por una denuncia de abuso). Y podría conservarlos, aunque el recuento es voto a voto.

El Frente de Todos sacó el 41% este domingo, relegando a Juntos por el Cambio (39%).

De esta manera, colocaría en la cámara alta al diputado saliente Pablo Yedlin y a la legisladora provincial Sandra Mendoza, en lugar de Alperovich y Beatriz Mirkin.

JxC también renovaría la banca que pone en juego, la de Silvia Elías de Pérez. Quedaría en manos de Mariano Campero, el intendente de Yerba Buena.

En las PASO, el kirchnerismo había ganado con el 48,68%, a más de 10 puntos de distancia de Juntos por el Cambio (35,25%).

Catamarca

El otro distrito en el que confía el kirchnerismo para no perder peso en el Senado es Catamarca, con una ecuación similar a la de Tucumán: renovaría las dos bancas cuyos mandatos vencen este año.

Lucía Corpacci (ex gobernadora y diputada nacional) encabeza la lista a senadores por el Frente de Todos, que resultó vencedora con el 50% de los sufragios. También ingresaría a la cámara alta Guillermo Andrada, actual ministro de Comunicación tucumano.

Juntos por el Cambio, que este domingo sacó el 37%, haría ingresar a Flavio Fama, rector de la Universidad Nacional de Catamarca, en el lugar que dejará el radical Oscar Castillo, del Frente Cívico y Social y que fue aliado de JxC.

Se ratifican las tendencias de las primarias, cuando el Frente de Todos acumuló el 50,97% de los sufragios y Juntos por el Cambio sumó 30,91%.

Mendoza

En Mendoza, Juntos por el Cambio ganó con el 50% de los sufragios, contra el 26% del Frente de Todos.

En una de sus provincias insignia, Cambia Mendoza -la representación provincial de la coalición opositora- metería a Alfredo Cornejo, presidente de la UCR y exgobernador, y a Mariana Juri, ministra de Cultura y Turismo de la provincia.

Ocuparán los lugares que dejan vacantes en diciembre Julio Cobos y Pamela Verasay, cuyos mandatos vencen y ahora compiten por Diputados.

En caso de confirmarse los primeros resultados, el Frente de Todos también renovará su banca, por lo que Anabel Fernández Sagasti seguiría en la cámara alta por cuatro años más.

En las primarias, Cambia Mendoza ya había mostrado su superioridad abrumadora en las urnas: cosechó el 43,6% de los votos, mientras que el kirchnerismo alcanzó el 24,7%.