Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/126828

El campo reclamó al Gobierno para que no se dañe la institucionalidad

En medio de la crisis política abierta en el Gobierno, el agro pidió que las disputas, que tienen como protagonistas al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, "no dañen la institucionalidad".

Anoche, en la sede de la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Mesa de Enlace y el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), donde están sentadas más de 60 organizaciones, entre ellas las mismas entidades gremiales del campo, se reunieron con foco en una agenda amplia.

Comenzaron por las cuestiones más técnicas, organizativas e incluso se limaron asperezas internas vinculadas a quién representa gremialmente al agro. Hace unos días, cuando el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó el plan ganadero a referentes del CAA, surgió un cierto malestar porque ese programa no se terminó mostrando primero a los mismos productores. En rigor, las organizaciones que integran Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), disconformes con cuestiones del CAA, delegaron en las máximas autoridades de CRA un mandato para retirarse del CAA cuando lo creyeran conveniente.

"Se limaron asperezas", dijo una fuente tras el encuentro. La paz quedó sellada en este párrafo de un comunicado del CAA avalado por la Mesa de Enlace: "Quedó ratificado que el CAA, por su objetivo, no participa en temas gremiales, de manera que es la Mesa de Enlace quien ejerce la representación gremial de los productores agropecuarios".

"Se fortaleció el rol de la Mesa de Enlace", apuntó en tanto la fuente consultada sobre cómo fue la reunión interna. En esta línea, además se convino "continuar con la política que un representante de la Mesa de Enlace integre las delegaciones que se reúnen con autoridades del Gobierno Nacional".

Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa de las Carnes y que participó del encuentro, dijo que fue un momento "distendido". Añadió: "Se trató de poner blanco sobre negro la manera en que se va a trabajar para adelante".

"Debe haber una coordinación donde cada cámara mantenga su propio accionar de acuerdo a las coyunturas propias. Los intereses de cada gremio lo manejan cada entidad, independientemente del CAA", explicó. "Todos nosotros tenemos que estar lo más juntos posible, que no sea uno sobre otro sino uno más otro", añadió.

Tras el punto de carácter más técnico e interno, se pasó revista a los temas más de la coyuntura en el país. Ahí vino la cuestión vinculada con la política, que el comunicado difundido tras el encuentro marcó en este párrafo: "Sobre la situación política actual, quedó de manifiesto la preocupación que las tensiones internas no dañen la institucionalidad, resaltando la necesidad que el Gobierno encuentre rápidamente un camino para promover políticas en favor de la creación de empleo, la producción, el consumo y exportaciones, evitando medidas intervencionistas que perjudican estos objetivos".

Tras el encuentro, asistentes consultados por este medio habían dicho que la cuestión de la crisis política no había entrado en la agenda. Sin embargo, en el comunicado difundido hoy se puso de manifiesto su tratamiento. Incluso lo reflejaron otras fuentes.

"No puede ser que con la interna (del Gobierno) arrastren a todos", se sinceraron en una entidad participante. Allí agregaron que la preocupación por la crisis en el oficialismo viene por el lado de que "frena acciones" del sector e incluso puede impactar sobre las inversiones. "Frena muchas cosas", apuntó.

Restricciones

En línea con el reclamo que viene manteniendo el sector en contra del cepo a la exportación de carne, que está cuotificada, se hizo un pronunciamiento para que no haya trabas a las exportaciones en general.

"Se hizo énfasis en la necesidad de eliminar cualquier tipo de restricción o intervención al flujo de exportaciones. Medidas que han demostrado no aportar las soluciones pretendidas pero que generan impacto negativo en la producción y pérdida de empleo", dijeron en el comunicado.

Respecto del tema puntual del cepo a las exportaciones a la carne vacuna, Chiesa aseguró que todos los sectores de la cadena necesitan que se ponga fin a la restricción. Explicó el motivo: "Para que el Gobierno no sienta que fue un plan exitoso, diciendo que al cerrar la carne bajó el precio interno y quiera replicar ese modelo con otras actividades, como ya ocurrió con el maíz en diciembre pasado".

Esta semana, en un evento de lanzamiento de la campaña agrícola 2021/2022, José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, había reiterado un reclamo para que no haya restricciones.

Martins había señalado que la política deber asumir el compromiso "de no echar mano, interrumpir o restringir los flujos de exportación".

En el sector hay expectativa de que el Gobierno avance con una prometida ley de fomento a la agroindustria. En los últimos días hubo contactos, pero sin definiciones. En el agro quieren conocer el contenido más allá de la discusión de hace meses por algunos puntos. No pasa inadvertido el dato que el Gobierno viene de presentar una ley de hidrocarburos y que falta la del campo.

En el comunicado tras el encuentro de anoche se señaló, como un gesto al Gobierno, "la vocación de continuar trabajando en pos de promover políticas agroindustriales que fomenten mayor producción, transformación y exportaciones con valor agregado, con visión federal e inclusiva de todos los sectores productivos".

"Se acordó también profundizar el trabajo de generación de propuestas de políticas de Estado en favor del agro, citando como ejemplo el proyecto de ley que estimula inversiones y la revisión de la política tributaria en pos de obtener una reducción que alivie la pesada carga, permitiendo expandir la actividad agrícola-ganadero y las economías regionales. Entre otros proyectos en carpeta", indicó.

Fuente: La Nación