Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/121649

Acción solidaria: vecinos donaron un horno a una mujer para que pueda seguir trabajando

Se levanta todos los días a las 3 de la madrugada para hacer pan casero y poder comprarse un horno.

Buscaba financiamiento para poder comprarse un horno y gracias a la colaboración de vecinos consiguió que le obsequian uno.

Se trata de Julia Ángela Robledo, una mujer de 64  años que vive con su marido Alfredo Gómez en el Barrio Obrero de Sáenz Peña, días pasados se acercó a la Dirección de Proyectos Productivos a cargo de Silvia Villalba a quien le contó su pequeño emprendimiento.

La mujer con entusiasmo contó que  hacía pan casero en su casa y vendía para poder pagar sus cuentas y subsistir y estaba viendo la posibilidad de poder comprar un horno más amplio y así poder realizar más panes, pero no tenía forma de acceder a ningún crédito.

Julia Robledo en contacto contó que luego de quedarse sin trabajo estudio panadería y desde entonces comenzó a vender todo lo que hacía. Hace 10 años que comenzó con esta tarea y aún sigue perfeccionándose pero necesitaba un horno eléctrico para ampliar su capacidad y además de pan realiza tapas de empanada, pizzas, pastafloras, alfajores, todo casero.

"Empecé haciendo pan casero, luego pan con jamón y queso, pan dulce con membrillo, dulce de batata o dulce de leche, comencé a vender casa por casa y así arranque y ahora ya tengo clientes fijos y algunos que se van sumando", comentó Julia.

Julia se levanta todos los días a las 3 de la madrugada para comenzar con su tarea de amasar el pan, trabaja de lunes a viernes, ella sola y cuenta solamente con la colaboración de su esposo. Luego sale a vender su pan en bicicleta todos los días.

A pesar de haber sufrido un accidente mientras trabajaba con la sobadora en una de sus manos, se recuperó y sigue adelante. De a poco fue comprándose las pequeñas máquinas que tiene, "lo fui pagado con la venta del pan", comentó y así llegó a tener la sobadora, la amadora un horno a gas, un horno chico que ahora se le descompuso y es por eso que necesita otro horno.

Días pasados se acercó hasta la Dirección de Proyectos Productivos y tras dialogar con Silvia Villalba y contarle que necesitaba un horno eléctrico, y le explico que había un plan para poder acceder al mismo, pero paralelamente la funcionaria compartió la historia de Julia en las redes sociales y enseguida manos solidarias se acercaron para ayudar a la mujer.

Un saenzpeñense que vive en Estados Unidos, y otro con residencia en la ciudad se unieron para poder fabricar un horno a la medida de Julia y en la jornada de hoy informaron los fabricantes que el horno estaba lista para retirarlo. El único inconveniente es que Julia no cuenta con los medios necesarios para tráelo desde Santa Fe donde se encuentra el horno, por eso una vez más recurre a la comunidad para solicitar colaboración por si alguien tiene la posibilidad de traer el horno desde Rosario a Sáenz Peña para Julia. Los que puedan colaborar se pueden comunicar con Silvia a través de su red social Facebook como Silvia Villalba.

Agradecimiento

Silvia Villalba no ocultó su alegría al conocer la noticia y agradeció a Sergio Kaliñuk y Miguel Carboni, "este es el resultado de obrar desde el corazón. Cuando Julia Robledo contaba que hacía pan casero y no lograba más producción por tener un horno muy pequeño Miguel y Sergio pusieron manos a la obra y él con su socio diseñaron un horno para Julia".

Agradeció además por poder accionar libremente desde su lugar de trabajo en la Dirección de Proyectos Productivos, haciendo extensivo su agradecimiento al intendente Bruno Cipolini y Osar Dudik, quienes "hacen posible que Sáenz Peña, sea una Sáenz Peña más productiva".