Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/111217

Bares deberán cumplir el horario decretado: el Gobierno apeló la medida cautelar

El fin de semana pasado 14 bares y restaurantes de Resistencia pudieron funcionar sin restricción horaria, luego de que el juez Civil y Comercial 6 de Resistencia, Jorge Mladen Sinkovich, suspendió la aplicación del decreto 1.314 del Ejecutivo provincial que implicaba restricciones a los comercios tras aumento de casos de coronavirus.

Sin embargo, la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar, señaló que "la medida cautelar aún no está vigente, porque fue apelada por el Estado. En este caso particular serían beneficiados los que interpusieron la medida cautelar. Razón por la cual ningún negocio puede abrir los fines de semana más allá de lo establecido por el Decreto de la provincia que estableció una ampliación un poco mayor del horario, hasta las 00".

"De ahí en más, la intervención de la Policía y la Fiscalía este fin de semana va a ser más dura. Lo quiero aclarar, porque sino pareciera que está liberada la zona y no es así", indicó y aclaró: "No estamos impidiendo las fiestas porque no nos gusta que la gente se divierta, no estamos impidiendo que la gente circule después de determinado horario porque nos encanta que la gente esté encerrada, lo hacemos por un objetivo superior que es disminuir la circulación para disminuir la circulación del virus para que la respuesta del sistema sanitario sea óptima cuando así se lo requiera".

En este sentido, mencionó que "es lo que nos tocó y nos tendremos que acostumbrar hasta que haya una vacuna o una medicación que impida que esta enfermedad se vuelva grave".

"Pese a que hay alguna circulación, luego de las 21 la alarma sanitaria, conforme a la evaluación que nosotros hacemos, funciona muy bien. Solamente vemos la circulación de los deliverys. El fin de semana se prolongó hasta las 00 con los infractores que fueron intervenidos", sostuvo Zalazar.

Además, contó que "hubo una fiesta en la Güemes en donde hubo intervención policial y hay un infractor, el dueño de un negocio, que está imputado de un delito, eso es así".

"Vamos a tratar de focalizar aún más el trabajo en el tema de fiestas clandestinas con dos grupos especiales y estamos hablando ya también con algún grupo de ayudantes fiscales que salgan a trabajar con nosotros, pero lo estamos conversando", finalizó la ministra.