Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/103925

La Oficina de la Mujer del STJ de Chubut consideró "inapropiado" el lenguaje del fiscal Rivarola

La directora de la Oficina de la Mujer y de Violencia de Género dependiente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, Mariana Ripa, consideró hoy "inapropiado" el lenguaje que empleó Fernando Rivarola al utilizar el término "accionar doloso de desahogo sexual" aunque destacó la actuación del fiscal en la investigación de la violación en manada a una adolescente de 16 años ocurrida en 2012.

"Fueron palabras inapropiadas y comparto la bronca de la gente que se expresa así en todo el país porque no es un desahogo, fue una violación grupal y punto, por lo cual las palabras utilizadas afectan desde lo literal hasta lo simbólico", dijo Ripa en diálogo con Télam.

Sin embargo, la directora de la Corte provincial, que es especialista en violencia de género, recordó: "Fue la fiscalía la que comenzó con una investigación de oficio a raíz de lo denunciado por la víctima en redes sociales, es decir estamos ante un fiscal que avanzó en una investigación y no miró para otro lado".

"Gracias a ese accionar, hay tres acusados que admitieron la autoría, dispuestos a un juicio abreviado que, si no hubiera sido por la fiscalía, jamás hubieran llegado a esa instancia", sostuvo Ripa.

Se trata del caso de cinco jóvenes acusados de violación grupal a una adolescente de 16 años en 2012 en Playa Unión, que se conoció como "la manada de Chubut".

Rivarola aceptó la disminución de la calificación que pasó de "abuso con acceso carnal" a "abuso sexual simple" y consideró que se trató de un "accionar doloso de desahogo sexual", lo que generó ayer el rechazo de legisladoras, funcionarias y referentes de distintos espacios políticos, sociales y sindicales que repudiaron su actitud. 

Ripa, la única funcionaria pública de Chubut que aceptó hablar del tema, aclaró que "entiendo la indignación social por la terminología empleada, que provoca un impacto negativo y una representación incorrecta" en referencia al concepto de desahogo sexual.

"Pero no fue el fiscal el autor de los hechos sino todo lo contrario, fue quien impulsó la investigación y logró que la víctima declarara, abrió la causa y se llegó a esta instancia con una acusación que llega al juicio abreviado donde los autores lograrán una prisión en suspenso pero estarán en el listado de las personas con antecedentes de abuso sexual", aclaró.

La funcionaria indicó que "en este caso es central el rol de la víctima, que aceptó declarar con todo lo que esto implica, y logró llevar adelante un proceso que concluye con acusados que aceptaron un juicio abreviado, es decir que reconocieron los hechos y si uno lo mira en retrospectiva, jamás se hubiera pensado cuando esto se inició que hubiera llegado hasta donde llegó".

La medida judicial de Rivarola fue confirmada ayer a Télam por los penalistas que intervinieron, aunque pidieron estricta reserva por otro fallo que con anterioridad estableció la restricción de brindar los nombres de los imputados, todos de conocidas familias de Trelew y Puerto Madryn, algunos menores de edad cuando ocurrió el abuso. 

Dos de los imputados habían sido sobreseídos porque eran menores de edad y los tres restantes admitieron haber cometido "abuso sexual simple", es decir "manoseos y tocamientos pero sin acceso carnal" por lo que irán a juicio abreviado en el que se aseguran una pena inferior a tres años, es decir de prisión en suspenso.

Colectivos feministas expresaron su repudio a través de las redes sociales al trascender el fallo y la expresión que empleó el fiscal al fundamentar su medida y establecer que no se trató de un abuso agravado sino de un "accionar doloso de desahogo sexual".

El caso transcurrió en estricto hermetismo hasta ahora porque a las características de reservas que impone la presencia de menores, se sumó el aislamiento por la pandemia que redujo la actividad judicial.

Si bien los hechos ocurrieron en 2012, la causa se inició recién hace un año cuando la joven, hoy mayor de edad, aceptó radicar formalmente la denuncia a instancias de la fiscalía, que hasta ese momento había descrito solamente a través de su cuenta en Facebook.

Fuente: Télam